#TCB32

La selección de esta semana son dos discos muy diferentes. El primero es el disco debut de MC5, una banda de la que quizás no has escuchado nunca, pero que después de escuchar no vas a poder creer que hicieron esto a finales de los sesenta. Antes de los Pistols, antes que los Buzzcocks, antes que todos. Es crudo, rápido, ruidoso y brutal. Me encanta. El segundo es un disco que tiene un espacio muy especial en mi corazón. No es ni de cerca el disco más importante de Wilco o el disco que los llevó al éxito ni nada de eso. De hecho pareciera ser todo lo contrario: un disco parejo, hasta algo lento de repente, con un par de canciones hermosas y que te dan ganas de escuchar de nuevo. Ahora que lo pienso bien, esa descripción cabe perfecto en casi toda su discografía desde el 2004 a la fecha. Por eso es una de mis bandas favoritas.

Ojalá te guste la selección de esta semana. Si te gustó, envíame un mail (tantas@cancionesbuenas.com). Siempre me pone contento recibir esos comentarios.

Que tengas una linda semana ✌


MC5 - Kick out the jams (Elektra, 1969)

Hace algunas semanas en una reunión de trabajo nos hicieron a todos la pregunta de qué banda en vivo te gustaría o habría gustado ver y por qué. El ejercicio, pensado en romper el hielo antes de un par de jornadas con un montón de compañeros de trabajo que vivimos en distintos lugares del mundo, me hizo pensar más de la cuenta. Claro, hay respuestas obvias. Era muy chico cuando fue lo de Bowie en Santiago, por ejemplo. Pero mi respuesta final fue ver a los MC5 en 1968. Sí, estar en Detroit y haber visto al inusual frontman Rob Tyner gritar a todo pulmón /kick out the jams, motherfuckers!/ antes de introducir uno de los riffs más tronantes que se hayan escuchado en la historia del rock.

Los MC5 pasaron a la posteridad por su vida breve, por su exuberante práctica de la tríada clásica del rock&roll y por, sin quererlo, haber sido probablemente la primera banda punk de la historia. No sólo eso, sino además la breve vida de la banda estuvo expuesta al abuso de drogas (varios de sus miembros terminaron en algún momento en prisión por cosas parecidas) y a su activa participación en la política de fines de los sesenta en Detroit. No de gusto uno de sus managers fue John Sinclair, uno de los White Panters. En fin, a propósito de punk, no fue sino luego de haber firmado con el sello Elektra que recomendaron a su manager fichar también a otra banda de por ahí cerca que lideraba un flaco llamado Iggy Pop. Claro, a los Stooges.

La música de los MC5 tiene claras referencias al blues (es cosa de escuchar Motor City is Burning) pero con volumen. Harto volumen. El sonido de los MC5 es la conexión imposible y delirante entre los Kinks, los Yarbirds y Sun Ra, Albert Ayler y el último John Coltrane, pero todo a mucho volumen.

Este disco fue el primer disco formal que sacaría la banda. Es un disco en vivo que fue pensado en mostrar la agresividad de la banda cuando se presentaba, pero terminó siendo una de las claves para el nacimiento posterior del punk. De solo escucharlo uno puede imaginarse al cuarteto mucho más cómodo lanzándose desde el escenario levantando el puño que moviendo las perillas del estudio de grabación.

Así como decían algunos vinilos en el pasado, este disco no se puede escuchar despacio. Hay que ponerse en sintonía.

🎧 Si solo tienes tiempo para una canción: Kick out the jams
📻 Lo puedes escuchar completo aquí: Spotify | iTunes Music


Wilco - Sky blue sky (Nonesuch, 2007)

Hay una canción de Wilco que me gusta mucho. Está en este disco y se llama /Hate it here/. No es la mejor canción de la carrera de una de mis bandas favoritas. Tampoco cambió el rock and roll. Habla de lo que un tipo abandonado por su mujer tiene que hacer en casa. Tratando de hacer cosas cotidianas para olvidar lo evidente. Como casi todas las letras de Tweedy, la canción tiene varias lecturas. Pero en la lectura que le doy yo trato de que me hable a mi, de poder descifrar parte de los mensajes para que me hagan algún sentido. El 2007 fue un año difícil en lo personal. Tal vez el más difícil. Quizás por los significados ocultos y oblicuos que le saco a las letras de /Sky blue Sky/ es que es uno de los discos que más pongo cuando estoy solo.

Pero no te engañes. Está lejos de ser un disco depresivo. De hecho, alguna vez leí a algún crítico decir que Tweedy es un músico inusual, que pareciera haber pasado por un período profundo de terapia para poder darle con algo a sus angustias. Y las canciones que ha firmado después de sus épocas más oscuras (algunas de las cuales se pueden ver en el documental /I am trying to brake your heart/, que muestra a la banda grabando la que para muchos es su disco más importante) muestran humanidad, distancia, humor y, períteme el término, /liviandad/. Si lo piensas bien, son justamente aquellas cosas que uno debiera tener en cuenta cuando mira el pasado, cuando mira para atrás todas esas veces que se equivocó, que calculó mal, que apostó al caballo equivocado. Que pensó tener la razón, en ser invencible.

🎧 Si solo tienes tiempo para una canción: Please be patient with me
📻 Lo puedes escuchar completo aquí: Spotify | iTunes Music


###
Post your comments here