20

En la edición de hoy. Dos discos que por razones que desconozco me ponen de buen humor. Supongo que buen humor es lo que necesitamos lo que todavía estamos tristes por la derrota de Chile en la Copa Confederaciones. Por un lado, una australiana que todavía no cumple 30 debuta con un disco en que rescata algunas guitarras grunges y le pone un poco de su cosecha con humor y observaciones cotidianas. En el otro, un disco muy bonito de una banda llamada TV on the Radio, que por alguna razón nunca lograron despegar y transformarse en una banda como, por decir algo, The National. Quizás por eso los tengo en mi corazón. 

De nuevo muchas gracias por mantenerte suscrito o suscrita y ojalá te guste la selección de esta semana. Recuerda que siempre estoy atento al correo y prometo contestarte si me escribes a cancionesbuenas@riseup.net.

Así como espero que estas recomendaciones mejoren tu semana, o al menos la hagan un poco más llevadera, un comentario tuyo mejora la mia. Vale la pena hablar de música ¡Saludos!

TV on the Radio – Dear Science, (4AD, 2008)

Algo pasó con TV on The Radio. Muchos pensábamos que después del éxito del denso Return to Cookie Mountain (2006), con Dear Science, los TVOTR iban a ser el chiflón de aire nuevo que la música indie requiere de cuando en cuando. Post-punk, free jazz, elementos electrónicos y el apoyo de David Bowie parecían más que suficientes para incendiar un par de casas del indie rock y empezar de nuevo. Claro que algo pasó después de Dear Science, -incluyendo la muerte de Gerard Smith en 2011- que les impidió saltar a la primera división.

A mi este disco me gusta más que el anterior, quizás, por los vientos provistos por el colectivo Antibalas o por la complementariedad de los vocalistas. O porque quizás mantienen ese espíritu libre de sus discos anteriores para explorar el formato canción más tradicional que tan bien les viene. 

Hay pocos discos que, tal como este, me hacen pensar en caminos un poco más interesantes para la música independiente de primera línea. Un poco más arriesgado, menos blanco, menos gringo. Más percusión, más mezcolanza, más pastiche, menos canon. En esta misma línea, es por eso que me gusta tanto lo que hace Arcade Fire, pero será seguramente parte de otra conversación. 

🎧 Si solo tienes tiempo para una canción: Love Dog
📻 Lo encuentras completo aquíSpotify | iTunes Music

Courtney Barnett – Sometimes I Sit and Think, Sometimes I Just Sit (Marathon, 2015)

Dicen que las modas vuelven a nosotros cada, más o menos, veinte años. Este cliché parece reforzarse con el disco debut de la australiana y su abuso de unas guitarras que bien podrían haber salido de algún single desconocido de Nirvana o en algún disco perdido de Gim Blossoms. 

Courtney Barnett ya había venido haciendo algo de ruido en la escena indie luego de un par de EPs donde insinuaba lo que mostraría en su debut: letras inteligentes y guitarras noventeras donde se apoya para observar el mundo que la rodea con cariño y humor. 

A mi el disco me gusta, entre otras cosas, porque es capaz de sobrevolar tanto estados mentales como estilos musicales con la misma gracia. Discos así hacen ver el día mejor. 

🎧 Si solo tienes tiempo para una canción: Depreston
📻 Lo encuentras completo aquíYoutube | Spotify |  iTunes Music

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *