19

Los discos del pasado. Mientras hacía esta selección me quedé pensando en cuales serán los discos que la gente del futuro reconocerá como fundamentales para explicar la época en que vivimos. ¿Habrá estado consciente la gente de 1966 del impacto que tendría Pet Sounds de los Beach Boys? Para salir de la pregunta de bar, vale preguntarse por los criterios que serán usados en el futuro para decir que determinado disco es el que mejor explica una época pasada. ¿Su carácter extrovertido? ¿Porque su sonido se conecta mejor con los criterios de lo que se escuchará en el futuro? ¿Será OK Computer el The Wall de nuestra generación? 

En la edición de hoy. El primero es un disco que para muchos será definitorio para explicar el hiphop de la década. Mal que mal, Frank Ocean venía de la cultura del mixtape ilegal, de la descarga gratuita y de las rimas rabiosas antes de aterrizar en la pista de terciopelo del R&B con su disco debut, auto editado con muy pocas copias. El disco se llama channel ORANGE y es una mezcla exquisita de dudas juveniles, rescates del pasado y de historias para dejar en la memoria. El segundo disco es una genialidad de Wayne Coyne y los Flaming Lips, quienes en 2002 editaban Yoshimi Battles the Pink Robots después de haber conquistado MTV con un sonido bien alternativo y de baja fidelidad. Curiosamente, la manera en la que salieron de allí fue con una joya espacial llena de delirios con karate, niñas que combaten robots y existencialismo. 

De nuevo muchas gracias por mantenerte suscrito o suscrita y ojalá te guste la selección de esta semana. Recuerda que siempre estoy atento al correo y prometo contestarte si me escribes a cancionesbuenas@riseup.net.

Así como espero que estas recomendaciones mejoren tu semana, o al menos la hagan un poco más llevadera, un comentario tuyo mejora la mia. Vale la pena hablar de música ¡Saludos!

Frank Ocean – channel ORANGE (Def Jam, 2012)

La primera vez que escuché de Frank Ocean fue como parte de un grupo de desordenados raperos conocidos tanto como Odd Future, OFWGKTA o Wolf Gang. El grupo se caracterizaba por empujar de la corrección política del hiphop (?), a través de letras llenas de groserías, misoginia y homofobia. Suavecito. De hecho, Tyler The Creator, uno de los líderes de la pandilla, tiene prohibido entrar al Reino Unido hasta el 2020. Pero en esta pandilla también estaba un muchacho tímido llamado Frank Ocean. 

La carrera musical de Ocean (aunque hasta ahora compuesta por solo dos discos) parece caracterizarse por arrancar de las coordenadas provistas por Odd Future. Ocean convierte toda la brutalidad del colectivo, en sutileza, en colores y matices. Donde los Odd Future beben de Death Grips, Ocean le da play a Marvin Gaye y Stevie Wonder. Channel Orange, de hecho, trata de romances de verano, ambigüedades varias y de la fragilidad en las artes del amor (siempre quise escribir esa siutiquería, sorry). 

En un mundo (el nuestro, el del hiphop y el del R&B) tradicionalmente heterosexual, las ambigüedades de las letras de Frank Ocean fueron un chiflón de novedad que todavía sigue, en mi opinión, sin ser superado. Es cosa de darle una mirada a Pyramids, por ejemplo, donde conecta la historia de Cleopatra con una prostituta de nuestros días. O la urgencia con la que le requiere al taxista de turno convertirse en su sicólogo por una hora. Que se pierda por las calles para sacar sus demonios. Probablemente este sea uno de los discos de la década. 

🎧 Si solo tienes tiempo para una canción: Lost
📻 Lo encuentras completo aquíSpotify | iTunes Music

The Flaming Lips – Yoshimi Battles the Pink Robots (Warner, 2002)

Los Flaming Lips ya llevaban un montón de tiempo en la escena independiente norteamericana cuando lanzaron Yoshimi Battles the Pink Robots. Con su disco anterior (The Soft Bulletin, de 1999) medio le habían pegado al palo con algunos hits inusuales para la banda (Waitin’ for a Superman o la preciosa Feeling yourself disintegrate). The Soft Bulletin era un disco con el que podían haber dado por cerrada la aventura de sonido pop alternativo sicodélico de baja fidelidad. Y algo así hicieron. 

Ya el sugerente título del disco pone al oyente en guardia para lo que puede ser una pieza musical brillante o un chamullo impresentable, ambos espacios donde los Flaming Lips han deambulado durante su carrera con bastante éxito. 

Yoshimi es un disco delirante, plagado de arreglos que remiten a viajes espaciales y con una historia que contar, la de Yoshimi, la niña que en una aventura existencial lucha contra los robots. A veces las letras son algo tontorronas, otras veces neo-hippies y, de tanto en tanto, le apuntan con frases y preguntas respecto del paso del tiempo, de la muerte, del bien contra el mal, o de aquellas cosas que más nos importan. 

🎧 Si solo tienes tiempo para una canción: Yoshimi Battles the Pink Robots pt 1
📻 Lo encuentras completo aquíYoutube | Spotify |  iTunes Music

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *